28 de abril de 2013

No me gusta que mis sonrisas lleven nombre.

Hola. Soy yo en algún punto del universo esta noche. Sola. Venía a decirte que hoy no me he acordado de ti, que no he soñado contigo y que ni siquiera me haces falta. Respira y traga saliva. Esto no es lo que esperabas ¿no? No me busques que me he perdido y no quiero encontrarme. Ni hoy, ni mañana. La libertad es algo que me gusta y contigo ni siquiera la rozaba con la punta de los dedos. Siento si estoy siendo egoísta, pero no me gusta que mis sonrisas lleven nombre. Y menos el tuyo que ni siquiera le hacía honor. Hoy mi humildad se quedó en casa junto con tus dudas y tus miedos, y la preocupación sobre lo que los demás puedan pensar tampoco me atormenta. Yo nunca dije que fuese perfecta, no es mi culpa que tu saques conclusiones tan rápido. Compra sonrisas y lágrimas a partes iguales que mi intención no es que te ahogues entre las letras de este texto. O compra ron y hielo y ahogate entre tus errores, que se que va mas contigo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario